domingo, 27 de noviembre de 2016

Las Piras Funerarias en Zacatecas.



Las Piras Funerarias en Zacatecas.

Por Bernardo del hoyo Calzada. 

    Por el año de 1998, estando con la Dra. Alicia Bazarte Martínez, me pregunto que si sabía que eran piras, a lo que le respondí, que si sabía, que en varios documentos en los archivos parroquiales había visto que a ciertas personas se les colocaba en su funeral o exequias una pira de tres cuatro o cinco cuerpos, y además sabia porque yo monte piras o catafalcos cuando era acolito en la Parroquia de San Miguel del Espíritu Santo en la ciudad de Guadalajara, y le ayudaba al sacristán a montar el catafalco para las exequias de algunos difuntos que cumplían un año o cinco años, etc., done poníamos una maesa que la recubríamos con una tela negra, enseguida otro cajón más chico, y luego otro, que también cubríamos con tela negra, y en las esquinas cuatro candeleros.   Y con esa plática nos lanzamos Alicia Bazarte y yo a la gran aventura de la investigación y volver a realizar piras funerarias en la ciudad de Zacatecas.
   La Dra. Alicia Bazarte Martínez, estuvo varios años dando clases de historia en la U.A. Z., y como investigadora ella ya había publicado algunos libros sobre la cera y cofradías, en México, y  le gusto el tema de las Piras en Zacatecas, para lo cual comenzó a investigar en el Archivo Histórico de Zacatecas, y con el entonces director Miguel Ángel Priego Gómez, que le proporciono alguna información sobre túmulos o piras a algunos Reyes de España, decidieron publicar un libro que le titularon “El Gran Teatro de la Muerte”, Las piras funerarias en Zacatecas. Publicado por el Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Zacatecas en 1998. 
    En cierta plática con Miguel Ángel Priego y Gómez, cuando era Director del Archivo Histórico de Zacatecas, me comento que las piras se usaron solo para los nobles, como los condes, marqueses y reyes de España.  A lo que le conteste que a uno de mis antepasados don Juan Antonio de la Campa y Vélez de la Campa, le habían colocado en su funeral una pira de cinco cuerpos en Jerez, Zac., ya que era Mayordomo de la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad de Jerez, Zac., y había emprendido la reconstrucción del Santuario de esa Villa. Y que también a algunas otras personas se les había colocado piras o túmulos. Esto me obligo a investigar más sobre el tema de las piras funerarias. Yo por una parte le había dado a Alicia Bazarte copias de una pira de una de mis tías, que en el siglo XVIII se le había colocado una pira, que publico Alicia en su libro.  Que era a doña María Rosalía Dozal Madriz, esposa de mi tío don Fernando de la Campa y Cos, ya que yo desciendo de Dionicio de la Campa Cos,  hermano de don Fernando conde de San Mateo de Valparaíso, por un lado y por otro desciendo de doña Isabel Dozal Madriz, hermana de doña Rosalía, esposa del conde. 
      La Dra. Alicia me ha proporcionado libros sobre piras funerarias, catafalcos y túmulos, con lo que he aprendido mucho sobre este tema, gracias e ella.
    En ese año de 1998 miguel Ángel Priego erigió una pira funeraria en el aljibe del Museo de Guadalupe, Zac., que se le dedico a los historiadores José Rivera Bernárdez, Elías Amador, Salvador Vidal y Eugenio del Hoyo Cabrera. Con la intención de que se vieran ardes muchas velas de la pira. 
    En el año de 1999, Miguel Ángel Priego y la Doctora Alicia Bazarte erigieron una pira en el Museo Rafael Coronel, antiguo templo de San Francisco de Zacatecas,  al que acudió como invitado especial don Federico Sescosse Lejeune, y también estuvo dedicado a los mismos historiadores de la pira del Museo de Guadalupe.
   En ese año de 1999 murió don Federico Sescosse Lejeune, y se le hizo una pira en el museo Pedro Coronel, ya que don Federico era su director. 
    En el año de 2000, mi amiga “La Techis”, María Esther de la Torre Herrera, que había sido Presidenta Municipal de Jerez e hija de don Francisco de la Torre, padrino de mi hermana Celia del Hoyo Calzada, que en ese año de 2002, era Oficial Mayor del Gobierno del Estado de Zacatecas, me pidió por medio de su hermana la Dra. Marta de la Torre Herrera que le hiciera en el Palacio de Gobierno del Estado un Altar de Muertos, y le platique que podía ser una pira, ya que también es un altar de muertos, anteriormente se hacia el altar en la escalinata del palacio, y yo le propuse a María Ester de la Torre que podía ser en el patio, para que se viera más monumental, y estuvo de acuerdo, también que podría dedicarse la pira a don José Rivera Bernárdez, ya que él había vivido en ese palacio de gobierno, y la pira se realizó como yo lo tenía contemplado,  tuve que hacer cuatro hachas de cera como me había dicho Alicia Bazarte, que ya se encontraba en México, en ese tiempo estaba en Zacatecas mi  amigo Cesar Viñas, que había restaurado algunas imagen religiosa en Sombrerete, Zac., y me presto dos candeleros antiguos dorados, pero pintados de blanco sobre el dorado, del siglo XVIII, luego conseguí prestados dos en Jerez, Zac., y en el Convento de Guadalupe, me prestaron candeleros y un sarcófago dorado, que se usa para la festividad de San Francisco de Asís.  Para las pinturas contrate a mi vecino en ese entonces a Armando Rodarte,  Enrique Salinas me ayudo con la cuestión literaria, de las poesías de José Rivera Bernárdez  que se le colocaron a la pira, como se usaban antiguamente. La caligrafía fue de Horacio García Flores,  museografía Lupita Dávalos Macías, en ese tiempo Directora del Museo de Minería de Fresnillo, también me ayudaron Leonardo de la Torre Berúmen, y el L. A. V. (Licenciado en Artes Visuales) Cesar Viñas Mayorga. Fue un éxito y creo que nos dieron el primer lugar.  
    El año siguiente de 2001, erigí una pira en el mismo lugar del patio de Palacio de Gobierno se la hice a mi tío don Fernando de la Campa y Cos, conde de San Mateo de Valparaíso. Pero ya no se ganó el primer lugar, comenzaron las dificultades alegando que esa pira no era altar de muertos. Que ellos calificaban solamente altares de muertos, que debería de sujetarme a la convocatoria, que n la convocatoria no tenían piras o catafalcos que calificar. En este mismo año Cesar Viñas erigió una pira en Sombrerete a don Fernando de la Campa y Cos, realizando un retrato a don Fernando que aún está en la sacristía del Templo de Santo Domingo de Sombrerete donde están sus restos en la cripta de ese lugar.
   El 2002 erigí una pira en el patio de Palacio de Gobierno de Zacatecas a Don Francisco García Salinas. El 2003 a músico don Fernando Villalpando. Para lo cual el pintor Pablo Chávez Román me pinto las letras  y un pentagrama, que cuya imagen obtuvimos con un proyector, que me ayudo Daniel Antonio Ramírez Trejo. El 2004 al recientemente fallecido don Francisco García Estrada, que había sido Gobernador de Zacatecas y padre de la Gobernadora Amalia García Medina.
    El año de 2005 ya no me pidieron pira porque seguía considerando que se deberían de hacer altares de muertos con comida y no sé cuántas cosas recién inventadas.
       En el año de 2008, Alma Rita Díaz Contreras, directora en ese tiempo de IDEAZ, me pidió una pira funeraria para el Museo de Culturas Populares de la Ciudad de México, y me ha informado que en esa exposición concurrieron más de 25,000 personas, y duró unas tres semanas, la exposición junto con otras artesanías de la Republica Mexicana.
     Para el año de 2009 el Ing. Jorge Hernández Yassin y el Ing. Humberto Méndez Monreal, me pidieron que volviera a hacer una pira funeraria en el Palacio de Gobierno de Zacatecas, y esta vez fue para doña Luz González de Cossío y Acosta, zacatecana fundadora de la Cruz Roja Mexicana.  Pero contra mi voluntad pusieron una cruz muy grande en la pira y una alfombra de aserrín con otra gran cruz roja en el piso.
    Para ese año de 2009, mi compadre Leonardo de la Torre Berúmen,  erigió una pira en Jerez a Andrés Bermúdez, que había sido Presidente Municipal de Jerez, el Rey del Tomate. Como le decían.  Y mi amiga Jael Jaramillo directora en ese entonces de la Casa Museo Ramón López Velarde, también en Jerez la hizo una pira al poeta don Ramón López Velarde.
  Año siguiente de 2010, me pidieron hacer una pira de nuevo en el Palacio de Gobierno, pero cuando estaba haciendo la biografía del personaje y demás proyectos me dijeron que siempre no, porque ya se había aprobado el proyecto a una persona que ofreció hacerle un altar de muertos al cantante Antonio Aguilar Barraza, donde se le puso comida y todo lo demás que dicen tradicional, y al año siguiente igual, y así me han descalificado con eso de las piras funerarias, solo me ha apoyado a seguir adelante mi amiga la historiadora Dra. Alicia Bazarte Martínez, de la que me ha pedido una reseña de las piras que he realizado en Zacatecas. 
       En las piras que había realizado en Palacio de Gobierno, me habían pedido fotografías de piras en Zacatecas, porque solo tenía como apoyo documental lo proporcionado por Alicia Bazarte, la única prueba que tenía era la pira que está en una pintura en la escalera del Museo de Guadalupe, Zac., pero esa pintura no los convenció, luego gracia mi amiga Gabriela Sescosse Pesquera, obtuve copia de una fotografía de una pira funeraria en el Templo de San Francisco de Zacatecas, que incluso llegue a poner como respaldo en las ultimas piras en el Palacio de Gobierno.  Eso tampoco los convenció, que no eran tradición, y ellos querían algo tradicional en los altares de muertos.  
    Víctor Hugo Ramírez Lozano que también me había ayudado en alguna pira, me facilito copia de dos piras en la Catedral de Zacatecas, y también me aviso que había encontrado en las bodegas de Catedral las cortinas negras y la pirámide que aparece en las fotos de la pira de la Catedral  de Zacatecas.
     En lo que me pidió desde un principio Alicia, fue que encontré restos de una pira en un convento de Sombrerete, Zac., pero era del siglo XIX. Y últimamente en Colotlán, Jalisco, gracias a mi amigo el Ing. Mateo García Bazán, di con la señora doña Concepción Ortega Márquez, que tiene dos fotografías del siglo XIX en Monte Escobedo, Zac., de dos piras funerarias.
     En pláticas, he sabido que había pira o túmulo en el Convento de Guadalupe, Zac., y por otra persona sé que había una pira en la Parroquia de San Judas Tadeo de Villanueva, Zac., al ver la pira de Fray Margil de Jesús (2014), me ha dicho que cuando era monaguillo, el padre le pidió que le llevar el atril, y le dijo que donde estaba, a lo que el padre le respondió que donde estaban las cosas del funeral, y el de monaguillo le llevó cargando la pira con la cruz arriba como tenía la pira a Fray Margil, y con esta pira que erigí en el Panteón del Convento de Guadalupe, él se acordó de este suceso cuando era Cura el Padre Haro, allá en Villanueva, Zacatecas.    
      Otra cosa que debo añadir, es con la descalificación que me han dado en cultura, me habían pedido una conferencia sobre las Piras en Zacatecas, y también por alguna causa no se realizó, y decidí impartir esa conferencia con la familia Navarro Palacios, en el lugar conocido como “La Jabonera”, a la que acudió Gabriela Sescosse, la familia Navarro Palacios y demás amigos de la familia.  Esta conferencia me la pidió hace poco el Antropólogo Moisés Orosco para una escuela en Guadalupe, Zac., y después la repetí en el Archivo Histórico Municipal de Guadalupe.
   Esta conferencia la impartiré si Dios quiere el domingo 7 de Noviembre de 2014, enfrente de la pira a Margil de Jesús en el Panteón del Convento de Guadalupe, Zac.  

La pira al Venerable Padre Fray Antonio Margil de Jesús, año de 2014.
    No había tocado el tema hasta este año en que con mis amigos de Guadalupe, se ofreció hacer un altar de muertos en el Panteón de Dolores de Guadalupe, Zac., y al no hacerse en ese lugar decidí hacerlo en el Panteón del Convento Franciscano de Guadalupe, Zac., un lugar histórico, ya que ese panteón fue construido por el padre historiador y cronista del Colegio Apostólico de Propaganda Fide de Nuestra Señora de Guadalupe, y ex Guardián Fr. Francisco Frejes.  
“1842.- 19 de Diciembre.- En puntual cumplimiento a lo que v. S. previene en su nota oficial fecha 6 del corriente relativo a que en el término de diez días contados de dicha fecha informa sobre los puntos a que ella misma se contrate debo informar a V. S. que en la cabecera del Partido de mi mando se haya el cementerio del Colegio de Guadalupe situado en la plaza Principal con el frente al poniente en cuyo cementerio y a un costado de la Iglesia de dicho Convento se construyó un panteón a donde se sepultan los cadáveres de particulares, siendo este un recurso promovido por el M. R. P. Ex Guardián Fray Francisco Frejes para subvenir a las necesidades precisas de la Comunidad, pues los deudos de los muertos que se sepultan allí; dan una limosna voluntaria a dicho Colegio, a más de los derechos parroquiales  que pagan al Curato; dicho cementerio y panteón, están bien resguardados con paredes dobles, y con bastante ventilación, el arco, así como la extensión y comodidad que se requiere. Casi a espaldas del mencionado Colegio se haya el Campo Santo viejo el que aunque bastante deteriorado, se conserva cercado de adobe, y en  este de la fecha ya no se sepulta a nadie, pues desde el año de 1833 que apareció la epidemia del Cólera Morbus, se formó el Campo Santo nuevo del Refugio, que se haya situado a las 300 varas del centro del lugar conocido por el de Santa María y cuyo Camposanto se haya en buen uso cercado de pared de adobe de cuatro varas de alto con la ventilación extensión y comodidad necesaria”.
           Le pedimos permiso al nuevo Padre Guardián del Convento de Guadalupe, y nos dio permiso, y vimos el espacio que nos gustó y comenzamos a elaborar la pira que hemos erigido como lo teníamos planeado.
      En la mampara que nos prestó el Padre Guardián colocamos los siguientes datos:
 “Pira al Venerable Padre Fray Antonio Margil de Jesús y Ros. Que se erige en el panteón del Convento Franciscano de Nuestra Señora de Guadalupe, Zac.
Por el grupo cultural “Amigos al rescate del folclor, oficios, tradiciones y costumbres del pueblo mexicano en Zacatecas”.
 Invitado el Archivo Histórico Municipal de Guadalupe, Zac.
Colaboradores:
Artista plástico Pablo Chávez Román.
Víctor Chávez Román.
Dr. Salvador Moreno Basurto.
Daniel Antonio Ramírez Trejo.
Historiador Bernardo del Hoyo Calzada.
Historiador Pablo Reyes Cordero”.
“Descripción de la Pira.
     La pira funeraria consta de cinco cuerpos, en los dos primeros tiene escenas de la muerte; en una pintura esta  la parca que es la calavera que tiene una guadaña y otras veces con una cegadora que corta el hilo de la vida, también la sierpe que es una culebra de siete cabezas, y en otra escena  vemos a un franciscano auxiliando espiritualmente para una buena muerte a un moribundo, y en otra una escena griega con dos personas que observan que la parca corta el árbol de la vida.
     En el segundo y tercer cuerpo, también alunas escenas de la muerte, y litografías y grabados de Fray Antonio Margil de Jesús.
     En el cuarto cuerpo escudos de armas; el de la familia Ros, de la Provincia Franciscana publicado en el folleto “Fecunda nube del cielo guadalupano, y Mystica Paloma del estrecho Palomar del Colegio Apostólico de Nuestra Señora de Guadalupe”.   Relación breve de la vida ejemplar del Venerable Padre Fray Antonio Margil de Jesús, Predicador Apostólico, Fundador, y Ex – Guardián de los tres Colegios de estas Indias Occidentales, Comisario del Santo Oficio, Examinador Synodal del Obispado de Guadalajara, y ex - Prefecto de las Misiones de Propaganda Fide. Sermón, que predico el R. P. Fr. Joseph Guerra, Predicador Apostólico, Comisario del Santo Oficio, Examinador Synodal del Obispado de Guadalajara, y actual Prefecto de las Misiones de Propaganda Fide por N. SS., P. Benedicto XIII. En las Honras que celebro del dicho V. P. el dicho Colegio Apostólico el día 25  de Septiembre de 1726. El escudo publicado en el folleto del año de 1733, “La Imagen más clara de lo oculto de María”, Sermón que en el día de Nuestra Señora de Guadalupe, en su Colegio Apostólico de Zacatecas, año de 1732. Predico el Padre Fr. Cosme Borruel, Predicador Apostólico, y Lector de Teología de dicho Colegio. En cuya festividad ocupo dignamente el altar, el M. R. P. Fr. Diego de Horta, Provincial de la Provincia de la Purísima Concepción de Zacatecas. Dalo a Luz D. Pedro Joseph Bernárdez, Sindico General Apostólico del Colegio de Nuestra Señora de Guadalupe. Y en el quinto cuerpo está la pirámide que le sirve de cimera una cruz.
Tiene como ofrenda varias velas de cera y parafina”.
      Aparte de la Biografía obligada en los concursos de los Altares de Muertos  colocamos también para su mayor comprensión el siguiente glosario:
Pira.- Es una hoguera para quemar un cadáver, o aquella en la que antiguamente se quemaban las víctimas de los sacrificios.
Nos dice la Dra. Alicia Bazarte y Miguel Ángel Priego en su libro “El Gran teatro de la Muerte: Las piras funerarias en Zacatecas”.
Las piras funerarias.- También llamadas aparatos fúnebres, máquinas de espanto o capillas ardientes.
La Pyra o Pira, era un túmulo funerario que en la parte más alta tiene una pirámide. 
Catafalco.-Armazón recubierto de vestiduras negras que se instala en las iglesias para celebrar los funerales de un difunto, túmulo.
Mausoleo.- De Mausolo, Rey de Caria. Los Mausoleos contenían varios sepulcros.
Funeral.- Muchas Naciones acompañaban a los muertos hasta el lugar de la sepultura con antorchas encendidas, que llamaban funalia, porque eran hechas de cuerdas bañadas de sebo o cera, de donde vino decirse funeral el enterramiento.
Llevaban hachas en los entierros de los adultos, y velas en los de los párvulos.

Algunos términos usados en los funerales
Plañidoras.- mujeres alquiladas, que tenían el arte y maña de derramar lágrimas en abundancia, que recogían en unas redomitas, que llamaban lacrimatorias, y ponían en unas urnas y sepulturas en obsequio del difunto.
Vespilones.- Los que conducían el cuerpo, hombres asalariados.
Fosarios.- Tenían obligación de amortajar a los muertos.
Cementerio.- Palabra griega, que significa dormitorio; porque según los términos del viejo y nuevo testamento, los fieles no mueren, sino duermen. Este es el origen, dice un historiador, del nombre que dieron los cristianos de la primitiva Iglesia a los sitios en que enterraban a sus muertos.

      Debo añadir a este glosario:

Exequias.- Honras fúnebres. Ceremonia religiosa que se celebra por un difunto.
Cenotafio.- Un cenotafio es una tumba vacía, o monumento funerario erigido en honor de una persona, o grupo de personas, para los que se desea guardar un recuerdo especial. Se trata de una edificación simbólica.
La costumbre de los mandatarios al visitar un país de dirigirse a depositar un ramo de flores a un cenotafio, como puede ser la tumba del soldado desconocido, es una costumbre moderna nacida de las guerras mundiales que asolaron a Europa en el siglo XX.
Tumba.- La tumba (en griego: τύμβος tumbos) es una edificación o pequeña cámara destinada para depositar a los difuntos. Puede estar parcial o totalmente bajo tierra en un cementerio o dentro de una iglesia o en su cripta. Las tumbas individuales suelen estar selladas, mientras que las familiares o para grupos tienen puertas para acceder a ellas cada vez que fuere necesario.
Epitafio.- Inscripción grabada o destinada a ser grabada en una sepultura.
Necrología.- Biografía de una persona notable, fallecida hace poco tiempo.
Túmulo.- Un túmulo es el nombre que recibe el montón de tierra y piedras levantado sobre una tumba o varias, y que se remonta a la época de las edades de Piedra, del Bronce y del Hierro.
Originariamente consistía en una pila de rocas que recubrían directamente el cuerpo, pero su estructura fue modificada y estos enterramientos fueron cubiertos por tierra hasta formar verdaderas montañas artificiales, a lo largo de los siglos, y creciendo de tamaño hasta llegar a convertirse en cámaras funerarias en las que reposaban tanto el guerrero muerto como sus armas y sus principales pertenencias. En ocasiones albergaban el enterramiento de numerosos individuos. La aparición de los túmulos está habitualmente relacionada con una forma de reivindicación de derechos sobre las tierras en las que se ubicaban. Cuanto menos visibles desde lo lejos eran los asentamientos, más visibles se hacían los túmulos, a modo de indicadores de que el territorio estaba ocupado.
Guadalupe, Zac. 2 de Noviembre de 2014.


No hay comentarios:

Publicar un comentario